sábado, 28 de febrero de 2015

Eternos

...mirarte a los ojos, y tal vez recordarte, 
que antes de rendirnos fuimos eternos... 
Ismael Serrano


                     Tal vez la frase sería correcta de otra forma, postular un nosotros es no sólo erróneo sino también injusto.  Porque fue hace demasiado tiempo, en aquel tiempo donde el contacto interpersonal era más puro, más errático y absolutamente limpio de esta era de comunicaciones y confusiones por las redes. 
                   Más de una década,en el tiempo en el que no había nada más que un teléfono, y esa esperanza ciega de verte y escucharte. Hubo una noche que sin embargo, pese a todo, fue eterna, una noche limpia de egoísmos, de maldades, dónde había simplemente una tierna imagen de dos personas sentadas mirando, conociéndose de a poco  con ese tierno lenguaje que poseíamos, queriendo quererse. Siendo honestos, porque todavía no conocían algunas mentiras.
                    Hay miradas, rostros, historias, fragancias, palabras, personas que salvan. Hay recuerdos que salvan. Porque hubo un tiempo donde todo fue más simple, donde querer no era una lucha sino una esperanza, donde la alegría no tenía tantos reparos, donde un instante se detenía en una sonrisa, en un beso.
                    Ese apretado y pequeño recuerdo fue la base de mi coraje, ese recuerdo, esa instancia.
                   Que difícil es, años mediante, asumir los errores y arrepentirse de algunas decisiones, que duro es soñar lo que hubiera sido, pero que gratificante es asumir la propia libertad ejercida.  Tal vez no fui lo que quise, sino lo que pude, pero una parte de mi se quedó en vos, y agradezco que ese recuerdo sea tuyo.
                   Siempre dude de las disculpas a destiempo, hasta que me tocó pedirlas, y llorarlas.  Pasaron varios años hasta que logré asumir  el coraje que había resignado y el dolor de lo que pudo haber sido. Pero aún en la distancia y en el tiempo, esa pequeña niña que fui, esa que temblaba de emoción al escucharte cantar se alegró por tu vida y tu esperanza.
                     No se si fuimos, pero yo fui eterna en ese tiempo. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario