martes, 12 de octubre de 2010

Llegan

Llegan como siempre, sin aviso, sin señales, tranquilas y serenas en la noche, sin atropellos, sin falsas esperas.

Ellas llegan irrumpen, destrozan y clarifican, invaden y perturban. Son inevitables, tristemente son inevitables.
Son incontrolables y siempre imprimen un cambio.
Ellas llegan y levantan murallas, rescatan recuerdos, despiertan dudas e inventan miedos. (¿Los despiertan o los rescatan?)
Ellas avisan, afirman, interrogan, siembran dudas.
Ellas llegan, me desvían, me pierden.
Cuesta encontrarme y encontrarte.

Noche de pesadillas, comenzaron a levantarse las murallas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario