domingo, 17 de octubre de 2010

Disculpe

Disculpe, ¿acaso usted sabe cómo seguir?

Disculpe, ¿ahora qué se hace?

Disculpe...¿acaso me puede señalar por qué pido disculpas?

Disculpe, pero no puedo dejar de decirlo, las cosas no son como fueron.

¿Usted sabe cómo se logra el olvido?

No, ya lo se, pero es que hoy no tengo ganas.

A ver,¿ no entiende acaso que su optimismo es de mal gusto? Si si, pero diga lo que diga algo se detuvo.

No me joda, es lógico que no.

Pero yo no lo elijo, otros miedos me arrancaron un sueño. Otros ojos confundieron los que me miraban.

Tengo una ausencia profunda que me está socavando el alma.

No, no quiero, no quiero.

Apaguen un rato las risa, que me duele escucharlas. Me recuerda la suya.


No hay comentarios:

Publicar un comentario