jueves, 9 de septiembre de 2010

Había olvidado

Había olvidado que una sonrisa
te puede salvar,
que una mirada tiende un puente
más firme que muchas palabras.

Había olvidado
que la incertidumbre es buena
y que pese a todos los intentos
tambien es inevitable.

Habia olvidado que el intento
es un riesgo
que se asume a sabiendas
pero que aún así no puede evitarse

Había olvidado que
siempre es un comienzo
y que un comienzo siempre es un encuentro
y que no podemos evitar ciertos encuentros.

Había olvidado que no se puede medir
dicho encuentro,
porque también había olvidado
que en ocasiones no alcanzan las barreras.

Había olvidado como recordar
y se que olvidaré otras tantas
pero lo divertido es que sigo
cada día aprendiendo.

Había olvidado la
sutileza que tiene
Dios para sonreirnos
cuando estamos agobiados.

Espero no se me olvide
que siempre olvido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario